El Reiki es una práctica espiritual japonesa desarrollada a principios del XX por el monje budista Usui Sensei. Su finalidad es el equilibrio y el bienestar físico, psicológico y espiritual del practicante.

Con raíces budistas, sintoístas y taoístas, se basa, principalmente, en la meditación y en la transmisión de Ki (energía vital) a través de las manos. La práctica habitual aporta, además de una mejora física, tranquilidad y claridad mental.

En occidente el Reiki es muy conocido como terapia porque estimula la capacidad curativa natural del cuerpo acelerando el proceso de recuperación, fortalece el cuerpo después o durante una enfermedad, y aporta beneficios en trastornos de ansiedad, depresión y estrés.

Originalmente, la práctica del Reiki su utilizaba para alcanzar el Anshin Ritsumei (estado de completa paz interior). Para ello de valía de cinco prácticas:

  • Meditación gassho
  • Gokai (cinco principios filosóficos)
  • Auto-tratamiento
  • Reiju (práctica de ‘dar-espíritu’)
  • Técnicas para aplicar Reiki

La enseñanza actual del Reiki se divide en tres cursos -conocidos como nivel 1, nivel 2 y nivel 3. Algunas escuelas dividen el nivel 3 en dos dando como resultado 4 cursos. En Japón estos cursos se llaman shoden (Reiki 1), okuden (Reiki 2) y shinpiden (Reiki 3).

Para poder practicar Reiki tan solo es necesario realizar el curso de nivel 1.

Para poder recibir Reiki no es necesario haber realizado ningún curso.

Contactar